Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información Politica De Privacidad. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Málaga Centro.com - Agenda de contenidos de Cultura y Ocio
Málaga, 24 de noviembre de 2017
Visita nuestro patrocinador
RinconVive.com
Muy Interesante
  Volver atrás
 
La aldea de Marchena
 
La aldea de Marchena Nacimientos y observación Panorámica Despedida
 
La aldea de Marchena
 
Málaga Centro.com viaja a Sierra de Segura: observaciones astronómicas, fotografía panorámica, senderismo, huellas de animales salvajes en la nieve y sobretodo mucho frío es lo que nos encontramos.

Paisaje invernal desde la carretera Estanque congelado
 
Comenzamos el viaje

Salimos de Málaga hacia la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas. Nos disponemos a pasar unos días en una pequeña aldea perdida en las escarpadas y frías montañas. Aunque nos han advertido en la agencia de alquiler de casas rurales de que el camino sería largo asumimos la promesa del largo viaje, convencidos de que los kilómetros merecerán la pena. Nuestros objetivos, además de olvidarnos de los atascos y el trepidante ritmo de la ciudad, son recorrer la zona y conocer los puntos más interesantes, llevarnos unos bonitos recuerdos fotográficos y disfrutar de uno de los mejores cielos de España por la oscuridad de la zona, que aún (y esperamos que sea para mucho tiempo), no ha sido contaminado por las dañinas luces de la civilización que apenas dejan ver unas pocas estrellas, desluciendo el paisaje nocturno.

Llegamos al frío

Ya el panorama que nos brinda el camino es un adelanto de lo que podremos disfrutar en los próximos días. Nieve en las cumbres más altas, una temperatura media de unos 4ºC y unos paisajes serranos abrumadores. Después de unas 5 horas llegamos a Santiago de la Espada, el pueblo desde el cual tendremos que llamar a la propietaria de la casa para que nos indicara como llegar a la aldea de Marchena. Antes de salir del pueblo compramos buen pan cateto de los que duran una semana inalterable y nos ponemos en marcha siguiendo las indicaciones de Chelo y con un buen mapa de la zona para no perder detalle. Marchena es una pequeña aldea formada por una veintena de casas situada en la ladera de una montaña, a unos 1.300 m. de altitud. En principio pensamos que la casa nos daría buenas posibilidades para la observación del cielo, aunque cuando llegamos nos damos cuenta de que las condiciones no son todo lo buenas que esperábamos. Aunque la casa tiene una terraza muy apropiada, no hay un horizonte muy amplio y la iluminación de la aldea molesta un poco, pero lo peor es que está nublado la mayor parte del tiempo y va a ser difícil conseguir ver algo. Prevemos que la primera noche al menos no vamos a poder realizar observación.

Primera excursión

Hay que aprovechar el tiempo al máximo y después de instalarnos en la casa y comer decidimos que a pesar del frío, saldríamos a dar un paseo por los alrededores de la aldea donde inmortalizamos trozos de tiempo a través de nuestras cámaras. Rodeamos el poblado empezando en el cauce seco del Arroyo Marchena, un paseo de una hora que nos da para muchas fotos. Volvemos a la casa, ya hace frío y anochece. Apetece encender la chimenea y echarse unas mantas por encima. Con los mapas encima de la mesa hacemos planes para el día siguiente, que promete muchas emociones.

   © Serendipia.com - Todos los derechos reservados - NOTA LEGAL