Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información Politica De Privacidad. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Málaga Centro.com - Agenda de contenidos de Cultura y Ocio
Málaga, 24 de noviembre de 2017
Visita nuestro patrocinador
RinconVive.com
Muy Interesante
  Volver atrás
 
Eclipse anular de sol visible desde España
 
Eclipse anular 2005 Cómo observarlo Cómo fotografiarlo Recursos en Internet
 
Eclipse anular 2005
 
Tras su paso por España, la franja de anularidad se adentrará en África, donde tendrá su máximo sobre Sudán, para acabar en pleno océano Índico 3 horas y 37 minutos después de su comienzo sobre el Atlántico.

Eclipse del 'fin del milenio'. Foto: Jesús Navas Método de proyección. Foto de Francisco Javier Navas
 
El próximo 3 de octubre se producirá el primer eclipse anular de Sol visible desde la península Ibérica en 228 años

El 9 de enero de 1777, la forma que tenía el Sol al ponerse frente a las costas de Galicia era la de un inusual anillo dorado. Esa extraña apariencia se repetirá sobre territorio peninsular hasta la mañana del 3 de octubre de 2005. La Luna ocultará entonces poco más del 95% del diámetro solar y un 90% de su superficie, proyectando una sombra no total (antumbra) de unos 180 km de ancho. Esta sombra atravesará España desde Pontevedra al cabo de la Nao en Alicante en poco más de 9 minutos, a una velocidad de unos 100 km/minuto. Fuera de la banda de anularidad, el fenómeno será visible como un eclipse parcial muy profundo de más del 80% en todo el país, excepto en Canarias, donde sólo alcanzará como máximo un 40% de magnitud.

En España, este ocultamiento anular del Sol por la Luna durará poco más de 4 minutos en la línea central del eclipse, en torno a las 11 de la mañana, aunque la fase de parcialidad se extenderá durante unas 3 horas, desde las 9:30 hasta las 12:30. En Málaga se verá como un eclipse parcial del 86.8%, en el que la Luna cubrirá hasta un 81.5% del área del Sol. Comenzará a las 9:40 h y terminará a las 12:25 h, siendo el máximo a las 10:58 h.

Podrá seguirse con facilidad a simple vista, con prismáticos o telescopios, siempre que se tomen las debidas precauciones para no sufrir una ceguera irreversible. También será relativamente sencillo realizar fotografías del mismo.

La sombra de la Luna

Un eclipse de Sol se produce cuando la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol, ocultándolo parcial o totalmente a nuestra vista y proyectando así su sombra sobre nuestro planeta. Si la estrella es tapada completamente, se dice que el eclipse es total; si sólo oculta una parte, es parcial; y si queda un fino anillo brillante alrededor de la Luna, entonces es, como en nuestro caso, anular. A los eclipses totales y anulares también se les llama centrales. Y si un mismo eclipse se muestra como anular y total en distintas partes de su recorrido, lo cual es muy raro, recibe el nombre de híbrido. En el caso de que sea la Tierra la que se interponga entre la Luna y el Sol, será un eclipse de Luna lo que se produzca cuando la sombra del planeta oscurezca al satélite.

Todos los eclipses (lunares y solares) se pueden predecir y clasificar mediante el llamado ciclo de Saros, que dura unos 18 años y 11 días, y que ya era conocido en la antigüedad. Cada vez que pasa este tiempo, las alineaciones de la Tierra, la Luna y el Sol prácticamente se repiten.

Al producirse un eclipse anular, se pueden distinguir cuatro momentos clave, llamados contactos. En el primer contacto comienza el eclipse con la fase de parcialidad. El segundo contacto marca el instante del comienzo de la anularidad. El tercer contacto indica su final. Y, con el cuarto contacto, termina la fase de parcialidad y el eclipse. La hora en la que se producirán estos contactos variará según desde dónde se observe.

Si no hay eclipses totales de Sol todos los meses, siempre que hay Luna Nueva, es por la inclinación de la órbita de la Luna respecto a la de la Tierra y a que dichas órbitas son elípticas.

En efecto, el plano en el que gira la Luna alrededor de la Tierra está inclinado 5.1º respecto al plano de la órbita de la Tierra (eclíptica). Eso hace que la sombra de la Luna pase casi siempre por encima y por debajo de nuestro planeta, sin producir eclipses, salvo en las cercanías de los puntos en los que la órbita de la Luna se cruza con la eclíptica (nodos). Para los eclipses solares, esto ocurre entre 2 y 5 veces al año.

Por otro lado, los diámetros aparentes del Sol y la Luna vistos desde la Tierra casi coinciden porque la Luna, aunque unas 400 veces más pequeña que el Sol, está unas 400 veces más cerca. Pero la distancia de la Tierra al Sol no es siempre la misma, ni la de la Tierra a la Luna, con lo que los tamaños aparentes del Sol y la Luna varían ligeramente a lo largo de los meses y el año. Así, aunque a veces la Luna oculte al Sol sin problemas, otras aparecerá demasiado pequeña como para cubrirlo totalmente, viéndose parte del Sol (el anillo) detrás de ella.

Las franjas de totalidad o anularidad son las zonas de la superficie terrestre en las que el eclipse será observable como total o anular respectivamente. Su anchura será, como mucho, de pocos cientos de kilómetros. Fuera de ellas, los eclipses siempre se verán como parciales en una banda de miles de kilómetros de anchura.

Los eclipses totales de Sol (y casi lo mismo puede decirse de los anulares), en promedio, suceden cada 18 meses. Pero, para un punto de la superficie terrestre, el fenómeno sólo se repite, de media, cada 375 años. Por eso, cuando se produce uno, miles de personas de todo el mundo realizan largos viajes para situarse en la banda de centralidad.

El mayor espectáculo astronómico en muchos años

Debido al intenso brillo de la superficie del Sol que queda visible, este eclipse anular no gozará de los fenómenos tan llamativos que se pueden observar en los totales (las protuberancias, la cromosfera, la corona solar, el cielo oscuro estrellado y el horizonte iluminado, entre otros). De hecho, incluso habrá quien no lo note pues el cielo despejado siempre será azul.

Sin embargo, este fenómeno es, posiblemente, el evento astronómico más espectacular que se pueda observar en España en muchos años, ya que, a pesar de todo, la luminosidad ambiental disminuirá notablemente en pleno día, haciendo que todo tenga un aspecto extraño, distinto al habitual, más gris y menos contrastado. También se podrá notar un ligero descenso de la temperatura y, tal vez, cambios en el comportamiento de los animales. Incluso desde un punto elevado de la franja de anularidad se puede intentar "ver llegar" la sombra de la Luna.

Sólo las nubes pueden deslucir la función. Existen estimaciones basadas en estadísticas de años anteriores que sitúan las probabilidades de cielos despejados en torno al 55 a 60 % para el centro-este de la Península a principios de octubre. Sin embargo, habrá que estar atentos a las previsiones del tiempo a medida que se acerca la fecha.

Un eclipse muy esperado

En España, durante el siglo XX, se observaron cuatro eclipses totales de Sol: en 1900, 1905, 1912 y 1959. En el siglo XXI, serán visibles cinco eclipses anulares (en 2005, 2028, 2059, 2075 y 2082) y tres totales (en 2026, 2027 y 2053). El último eclipse solar visible desde España como parcial se produjo el 11 de agosto de 1999 (el famoso eclipse del fin del milenio). Por tanto, el eclipse del 3 de octubre será el único de cierta importancia desde hace 46 años y hasta dentro de 21.

El siguiente eclipse de Sol, el 29 de marzo de 2006, será total sobre África y Asia, pero desde España será visible como parcial, con una fase de entre un 25 y un 45% de diámetro solar ocultado.

Para acercar este acontecimiento a la población, los Planetarios de Madrid y Pamplona, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Alicante, CosmoCaixa, la Ciudad de las Artes y de las Ciencias de Valencia y otras organizaciones han planeado actividades divulgativas y de observación. Y son muchos los astrónomos aficionados y las agrupaciones que en toda España se desplazarán a la franja de anularidad para disfrutar del eclipse, entre ellas la Sociedad Malagueña de Astronomía (SMA) y la Agrupación Astronómica de Málaga "Sirio".
   © Serendipia.com - Todos los derechos reservados - NOTA LEGAL